Mostrando resultados del 1 al 3 de 3
  1. #1
    FlakoHot está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    junio-2009
    Ubicación
    Ciudad de México
    Mensajes
    13
    Poder de Credibilidad
    0

    Mi primera vez fué con mi prima

    El relato que leerán a continuación es 100% real, y se trata de como tuve mi primera relación sexual, que además fue con mi prima. Desde pequeño me gustaba mucho mi prima, pero debido a la diferencia de edad no nos llevábamos mucho, como 5 años.

    Como desde chiquillo era bien caliente, me gustaba mucho ir a nadar con mis primos para poder apreciar un poco del cuerpo de mi prima; en ese entonces creo que solo le veía las piernas y el trasero y fantasear. A veces, mis primos y yo jugábamos "al doctor", pero nunca logramos convencer a mi prima de ponerle una "inyección". Y yo, moría de ganas de acariciarle ese traserito lindo. Incluso, dejábamos que ella nos inyectara a nosotros, pero ni así se dejaba.

    Cuando ella tenía 14 años, las cosas comenzaron a cambiar. Fue en uno de esos paseos familiares, que salimos todos en una vans de 9 pasajeros y al salir de la ciudad me tocó sentarme al lado de ella. Así es como empezamos a platicar y luego con los jueguitos clásicos de manos. Ese día ella iba con unos shorts muy entallados que lucían un hermoso par de piernas y dejaban ver la forma de sus nalgas.

    Antes de continuar, les describiré como somos. Ella es de piel muy blanca, cabello trigueño, hermosos ojos verdes y bajitos. Tiene senos pequeños, sus nalgas son redondas y bien formadas. Yo soy blanco, de cabello negro, lampiño, solo tengo un poco de vello en las piernas, pero nada de pelo en pecho, delgado y mido 1.70 m.

    Claro que al tenerla a mi lado, no se podían evitar los roces accidentales con sus piernas, cosa que a ella no molestó en absoluto. Así las cosas, cuando llegamos al lugar, todo el tiempo estuvimos juntos, platicando de todo y jugando. Yo a veces me alejaba para acompañar a mis primos y que no se viera muy obvio mi interés en ella.

    Cuando regresábamos, nos tocó, en la última fila de la vans, ella y yo solos. Durante el trayecto, entre juego y juego, empezamos a pellizcarnos las nalgas, y yo tomé la iniciativa para meter la mano bajo sus shorts por la parte de atrás. Ella hacía como que no quería, pero bien que se dejaba, y después hasta se levantaba un poquito para que mi mano entrara más.

    Yo no podía creerlo, tenía mi mano en las nalgas de mi primita que tanto me gustaba. Deseaba poder estar solo con ella y desnudarla completamente, pero no podía hacer gran cosa ahí. Ella también había aprovechado y estaba meciéndome la mano en el pantalón para acariar mi trasero. Cosa rara, no se interesó en tocarme adelante.

    Finalmente, llegamos a su casa y al despedirnos me dio una discreta nalgada y me dijo:

    - Ponte crema en el trasero que lo tienes muy reseco.

    Yo me reí y le dije que ella también lo hiciera y que se lo iba a examinar la próxima vez que la viera. Pero en realidad no volvió a pasar nada en un par de años, excepto que cuando nos veíamos, a ella le gustaba darme nalgadas cuando nadie nos miraba, mismas que yo las recibía con gusto, y claro que aprovechaba para darle las suyas a ella también. Algunas veces llegábamos a meternos las manos bajo los calzones por atrás para acariciarnos el trasero mutuamente, pero no pasaba a mayores. Ella me decía que le gustaba agarrarme las nalgas porque las tenía bien ricas. Claro que las de ella son de lo mejor.

    Un día fui a visitar a mis tíos para entregar un encargo y tuve la buena suerte de encontrar a mi prima sola en casa. Subimos a su recámara y nos pusimos a platicar y de alguna manera llegamos al tema de los besos, y le dije que yo nunca había besado a nadie, lo cual era cierto, y que ella me gustaba mucho y moría por besarla. Ella dijo que seguramente yo no me atrevería porque somos primos, así que para probarle que estaba equivocada, le planté un beso en la boca.

    Fue un beso muy corto porque no sabía como reaccionaría. Mi sorpresa fue cuando me dijo:

    - ¿A eso le llamas beso? ¿Así de cortito?

    - ¿Quieres uno bien dado?

    Y entonces sí, la abrasé y nos dimos uno de los mejores besos de mi vida. Nuestras lenguas pasaban de una boca a la otra, yo respiraba de su aliento y ella del mío... Así estuvimos un buen rato, y creo que ella se estaba excitando, porque respiraba cada vez más rápido y se hizo para atrás diciendo:

    - Ya, porque nos estamos emocionando mucho.

    Entonces volvió a darme una nalgada y le advertí que si volvía a hacerlo yo le daría una bien dada, pero no sobre el pantalón. Y ella volvió a hacerlo. Así que aproveché la oportunidad que me estaba dando y me puse frente a ella, la tomé de los hombros y le di media vuelta, dejándola de espaldas a mí. Entonces le agarré una nalga y le dije:

    - Esto no se va a quedar así.

    Pasé mis manos al frente, le desabroché los jeans y le bajé los pantalones. Ella se dejó sin decir nada. Entonces me hinqué, tenía sus calzones justo a la altura de mi cara, y con las dos manos los tomé por atrás y los bajé, dejando al descubierto esas nalguitas que tanto me moría por conocer. Le dije:

    - Esto te ganas por retarme.

    -¿Ah, si? ¿Que me vas a hacer?

    Le di un par de nalgadas suaves, luego empecé a acariciarle el trasero y a besárselo, pero en eso escuchamos que mi tía estaba entrando a la casa, por lo que ella se subió los pantalones y ya no pudimos hacer nada más. Yo entregué mi encargo y me fui, quedándome muy caliente.

    A la semana siguiente, la invité al cine, pero ya en el auto salió el tema de lo que había pasado la última vez, y yo le dije que tenia que terminar de darle su "castigo" y que "mejor no te llevo al cine, y nos vamos a otro lugar...". Ella sonrió y volvió a retarme diciendo que no me atrevería, así que me dirigí a un hotel de paso. Cuando llegamos, ella tenía cara de incredulidad, pero también se moría de ganas. Me parecía increíble que por fin iba a poder tenerla toda para mí y sin interrupciones.

    Nos echamos en la cama y nos empezamos a besar apasionadamente, al tiempo que yo metía mis manos bajo su camisa y la acariciaba. Poco a poco nos fuimos desnudando. Yo no había apagado la luz porque quería apreciar cada detalle de su cuerpo, mismo que yo iba besando conforme le quitaba la ropa. Desde sus pequeños senos blancos, su abdomen plano, sus piernas bien formadas, sus pies. Cuando regresé a su cintura para quitarle las bragas, me dijo:

    - Me da pena que me veas así.

    - No tienes porque tener pena, estás hermosa.

    - Lo que pasa es que tengo mucho vello ahí abajo y no me gusta que me veas así.

    - No importa, igual lo quiero ver.

    Ella finalmente se recostó dándome a entender que estaba dispuesta a todo y me dejó quitarle las bragas, y efectivamente, tenía una cantidad generosa de vello castaño, con una delgada línea de vello muy finito que le llegaba casi al ombligo. Todo eso me pareció muy sexy en realidad.

    Después, le di la vuelta para ponerla boca abajo y apreciar con calma su hermoso trasero que desde hacía años me obsesionaba. Se lo empecé a besar y a acariciar, siguiendo por sus piernas y le volví a dar la vuelta para dejarla boca arriba. Ella flexionó sus piernas y las abrió para darme mejor acceso a su vagina. Instintivamente puse mi cara entre sus piernas y comencé a lamerle, primero sus labios mayores, luego cada vez más adentro. Era la primera mujer en mi vida, y no podía creer lo bien que olía y sabía el sexo de mi prima.

    A continuación, ella se levantó, y me dijo que me recostara, así que yo quedé ahí, boca arriba y ya totalmente desnudo. Pasó una pierna a cada lado, como si montara un caballo, sentándose en mi pecho y dándome la espalda. A continuación se agachó y comenzó a acariciar y besarme el pene mientras yo tenia sus nalgas prácticamente en mi cara. Así, mientras ella hacia lo suyo, ahora ya me lo estaba chupando, levantó un poco la cadera y así pude lamer su sexo, dando ocasionales lengüetazos en el ano también. Qué rica experiencia.

    Después de un rato, se detuvo, y mientras seguía sentada en mi pecho, tomó un condón y me lo colocó. Después se dio la vuelta, yo aún acostado boca arriba y ella sentada en mi abdomen. Se levantó un poco, tomó mi pene y se lo empezó a introducir, dejando caer su peso lentamente. Una vez que llegó a fondo, comenzó a subir y a bajar mientras me decía "¿te gusta esto?". Lo hacia cada vez mas rápidamente y yo no podía creer lo rico que era eso.

    Estuvimos así un rato y finalmente no pude contenerme y me vine, mientras yo la tenía tomada de la cintura ayudando con el movimiento de sube y baja. Grité de placer y luego ella solo me dijo "¿te gustó?" Después se recostó en mi pecho, con mi pene aún dentro de ella y nos quedamos así abrazados un buen rato.

    Esa era mi primera relación sexual y ¡como la disfruté!

    Fue así fue como iniciamos una relación que duró un par de años donde tuvimos sexo muchas veces más, experimentando de todo y sin tabúes.

    Después comprendimos que no podríamos seguir así y cada quien consiguió otras parejas.
    Última edición por boonne; 30-oct-2010 a las 10:39 Razón: Publicación.

  2. #2
    Avatar de dav_hs
    dav_hs está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    agosto-2006
    Ubicación
    Puebla
    Mensajes
    269
    Poder de Credibilidad
    9

    Thumbs up Respuesta: Mi primera vez fué con mi prima

    Un buen relato y sobretodo me parecio muy tierno por que tu prima y tu lo hicieron concientemente y de la mejor forma, y lo disfrutaron mientras duro y ya en su madurez lo terminaron de la mejor forma.

  3. #3
    shado_7777777 está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    noviembre-2009
    Mensajes
    2
    Poder de Credibilidad
    0

    Respuesta: Mi primera vez fué con mi prima

    muy buena tu experiencia amigo y la disfrute mucho xk igual yo vivi algo muy parecido....

Visitors found this page by searching for:

relatos de sexo entre primos

mi prima abrio las piernas

mi primera vez con mi prima

follando con mi prima relatos

follando con mi prima

http:www.relatosymas.comf5-sexo-por-primera-vezt25734-mi-primera-vez-fu-con-mi-prima

Mi prima abrió las piernas xxx

relatos eroticos con mi prima

relatos mi primera vez

relatos de mi primera vez

relatos de sexo con mi tia

relatos eroticos follando con mi prima

nalgadas prima

follando a mi prima

Como convencer a mi prima de tener sexo

follando con mi tia relatos

Mi prima abrio las piernas xxx

mi primera vez relatos eroticos

convencer a mi prima de follar relatos

historias sexuales foollando en mi primera ves

mi primera vez xxx relatos

relatos de mi primera relacion sexual

relatos eroticos prima 14 años

relatos de la primera relacion sexual

relatos prima sin bragas

SEO Blog

Tags for this Thread

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •