Hola me llamo lulú , tengo 18 años y soy blanca de piel, 1.65 mts de estatura y peso 47 kg., quiero contarles de cómo fue que perdí mi virginidad a los 15 años, fue en una ocasión en que mi tía, y mi mama tuvieron que salir de la ciudad por 15 días a visitar a mi abue que estaba enferma y algo delicada,... por lo que demoraron algún tiempo en regresar, yo me quede en casa de mi tío a ayudarle con los niños de ellos, y ahí fue que sucedió, todo comenzó un día en que yo salí en la tarde a andar en bicicleta con mis amigas, y ese día hizo muchísimo calor yo regrese a casa de mi tío como a las 6 de la tarde, toda empapada en sudor y usaba una lycra pegadísima y unas pantaletas blancas de lycra muy coquetas, pues como les decía llegue y me metí al cuarto de baño a tomar una ducha.

despues de lo cual me fui a la habitación de los niños a terminar de vestirme, mi tío llego y se puso a ver tv en la sala, yo tarde un buen rato en terminar de cepillarme el pelo y vestirme y luego fui al ba!
ño por una loción del cuerpo que había dejado ahí, pero escuche ruido y la puerta estaba entreabierta, yo me asome por que pensé que era alguno de los niños, y cual fue mi sorpresa al ver a mi tío, que con los ojos cerrados y el mas grande y hermoso pene en una de sus manos, por que en la otra tenia las pantaletas que me acababa de quitar, y las olisqueaba y lamía, ahí precisamente en donde mis jugos vaginales y el sudor, habían dejado sendas marcas femeninas, yo me oculte y lo seguí viendo, el en algunas ocasiones ya me había tocado como en juego, pero yo lo tomaba todo normal, hasta ese día que lo vi ahí con mis pantaletas y su pene, lo contemple hasta que empezó a gemir y soltó un enorme chorro de semen que casi llego hasta el otro extremo del baño, yo regrese corriendo a la habitación y sentía oleadas de placer y un calor insoportable, las pantaletas que me acababa de poner, estaban nuevamente húmedas, yo había visto algunas películas pornográficas, a escondidas, pero eso superaba todo lo visto.

esa noche no podía dormir, pensando en lo que había visto y sentido, no logre conciliar el sueño hasta que con mis dedos me toque la vagina, y el anito imaginando que era mi tío el que me lo hacia, así estuve hasta que me quede dormida. al día siguiente en la mañana me levante antes que el y deje nuevamente esas pantaletas húmedas de la noche para que el se masturbara, yo imaginaba que lo hacia pensando en mi.

en la tarde de ese día nuevamente llegue de andar en bici y todo el día estuve muy motivada y sensible, para cuando el llego del trabajo yo ya me había bañado y me había puesto una camiseta de dormir de algodón muy larga, me llega hasta los tobillos, y debajo solo una pequeña y coqueta pantaletita color durazno con encaje al frente, y me senté a ver tv con el, los niños se durmieron a eso de las 8:30 y nos quedamos solos, ese día fue un viernes así que nos quedamos tarde a ver tv, yo le sugerí que rentara algunas películas, el acepto y fue al video club y trajo varias , y una de ellas era 9 y media semanas, es una película muy erótica, muy sensual y no pornográfica, pero muy motivante, yo estaba sentada frente a el y de vez en vez lo miraba y estaba estático, viendo la película, a veces hacia algún comentario, pero nada mas, yo pensaba en como lograr que el se interesara en mi y se me ocurrió hacerme la dormida, y me recosté en el sillón y poco a poco sin que se notara y como quien no quiere la cosa, me iba subiendo el camisón, hasta que el borde de mi trasero se noto, el me hablo y yo no respondí, el insistió y yo me hacia la que no oía, el se levanto y saco la cinta de la video casetera.

entonces metió otra, pero esa si era porno, yo lo veía de reojo, y el se empezó a tocar por encima de su short, se le empezó a notar un gran bulto, hasta que lo saco!!!!, ese enorme y precioso pene que ya había visto, luego me siguió hablando, y yo no respondía, para esto yo ya me había subido el camisón lo suficiente para que en me viera el trasero, con la!
pantaleta metidita entre mis nalgas, el se acerco y me empezó a observar de cerca, pero sin tocarme.

entonces yo me di media vuelta, el se asusto y metió a toda prisa su pene dentro del short, yo seguía ??dormida? y le mostré el encaje del frente de mis pantaletitas, y un poco de mi vello pubico, y se acerco nuevamente hablándome, yo seguía fingiendo, el se acerco a mi rajita, tan cerca que podía sentir su respiración y entonces me toco yo estaba mojadísima, el aparto el encaje que cubría mi vagina y entonces metió su lengua en mi vagina, yo me volvía loca, emanaba tanto liquido vaginal que sentía que me escurría por entre las nalgas, no pudiendo aguantar mas lo tome de la cabeza y le pedí ??mas? eso basto para que el se quitara de inhibiciones y me lamiera con mas libertad, desde el hoyito trasero hasta mi clítoris, llevándome a alturas que no podía imaginar, luego se levanto y me acerco el pene a la boca, yo lo lleve dentro mío, saboreando, por primera vez un rico y delicioso!
dulce, el me instruyo y me decía despacio, con los dientes no!!!!
así estuvimos el mamandome, yo mamandolo, por una eternidad, hasta que me abrió las piernas, acerco su pene a mi entrada, yo lo sentía enorme, pero lo deseaba, le pedí que no lo hiciera, el solo acertaba a decirme que no me preocupara que seria delicioso y que tendría cuidado, el fue mucho mas que eso, fue tierno, me motivo como no lo imagine y me penetro de una forma sublime, en eso tardo mucho, prolongando el placer, yo soy muy húmeda, casi siempre llevo unas pantaletas de repuesto en el bolso, por que a media tarde, tengo que cambiarme, eso lo enardecía y lo incitaba a gozar mas, lo mas delicioso de todo esto fue cuando el empezó a temblar y me dijo ??me vengo, me vengo? fue increíble sentir como palpitaba todo eso que me llenaba la vagina, y sentir el semen caliente inundar mi vagina, los líquidos y el chapoteo que se escuchaba me sonó a sinfonía de amor, yo después supe que había tenido 5 o 6 orgasmos, fue algo verdaderamente sensacional, ese amor prohibido duro un año, tiempo en el cual aprendí de todo, el es el único hombre que me ha hecho de todo, desde desvirgarme vaginal y analmente, hasta oral y me enseño a mamar un pene a gozar como toda una mujercita, desgraciadamente eso tuvo que terminar, he probado con otros hombres, 3 además de el que tiene ahora 43 años, otro, el segundo fue uno de 21, pero no me gusto, el tercero de 35 años, con el que aun salgo, fue mi maestro de prepa y el otro de 28 años que tampoco me gusto, prefiero a los hombres maduros, son mejores en todos aspectos, tamaño del pene, forma de hacer el amor, tiernos, increíblemente tiernos..

me interesa platicar e intercambiar impresiones con personas mayores que hayan tenido alguna experiencia con alguna jovencita, espero sus mensajes al siguiente mail: [email protected]