Mostrando resultados del 1 al 6 de 6
  1. #1
    Ibelin está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    junio-2005
    Mensajes
    100
    Poder de Credibilidad
    10

    Vaqueras lesbianas

    Este no es un relato de relaciones sexuales, es mas bien una historia, bueno, sólo el principio de como dos mujeres se descubrieron a si mismas, es, a mi parecer bastante erótico. ¡Que lo disfruten!

    Vaqueras lesbianas

    Alberto esta casado con Vanesa, y Carlos con Ana, son muy amigos y tienen un rancho que lo manejan los dos, pero desde la cuidad y tienen un capataz que les informa todo lo concerniente día a día. Todos los viernes por la tarde Carlos y su esposa van a ver un espectáculo de rodeo y doma de caballos, y demás cosas parecidas como amarrarle las patas a un ternero lo mas rápido posible, también habían compradores y vendedores de ganado, tierras, maquinarias; esta pareja invita a Alberto y se reúnen en ese lugar, Vanesa no acude por que estaba en otra ciudad, aparte que las dos esposas no se conocían todavía, y los tres pasan un rato divertido y agradable, al despedirse,


    -Carlos dice a su amigo: la próxima semana llega tu esposa cierto, entonces por que no nos reunimos los cuatro.
    -Alberto: esta bien, al otro viernes nos vemos!

    Una semana después... el jueves Vanesa llega y conversa con su marido sobre las cosas que hizo y Alberto le dice:


    -Vane, que te parece si mañana salimos a ver un espectáculo. Ella aceptó la invitación y se fueron a dormir.

    Llegó las siete de la noche y las dos parejas habían acordado juntarse en la puerta del establecimiento, primero llegan Ana y Carlos, este con pantalones, camisa, sombrero y botas vaqueras, y su esposa con una falda corta, polo escotado sin mangas y tiras en los hombros, sombrero vaquero toda de negro.

    Luego de unos minutos llegan Vanesa, con un vestido discreto, zapatos de taco, ella ciertamente no necesitaba nada mas para lucir espectacular ya que es una mujer delgada, cabello rubio, piel blanca, bella, muy bella, y su marido vestido de vaquero como Carlos.

    -Alberto: como les va, ella es mi esposa, Vanesa. Y le presenta a Ana y a Carlos, solo se saludan dándose la mano.
    -Ana: hola.
    -Carlos: ya veo por que la cuidas tanto. Refiriéndose a la belleza de Vanesa.

    Entran y se acomodan en los asientos los dos caballeros en medio y las mujeres a los costados. Después de un buen rato viendo la función de la noche, las dos se empezaron a aburrir.


    -Ana: si me disculpan, voy al tocador. Te acompaño agrega Vanesa, y las dos se retiran.
    -Carlos: disculpa mi amigo, pero tu mujer es demasiado para estar contigo.
    -Alberto: no tienes nada de que quejarte.

    Mientras tanto las dos conversaban en el camino hacia el baño de damas.


    -Ana: disfrutas de esto?.
    -Vanesa: la verdad, estoy muy aburrida.
    -Ana: yo también, solo vengo por que le gusta a mi marido.

    Y entraron, unos retoques por aquí, otros por allá, hasta que Vanesa saca de su bolso lápiz labial y se lo pone en los labios de una manera muy femenina y a la vez natural, mientras que Ana se quitaba el sombrero y acomodaba su largo cabello castaño con sus uñas crecidas y pintadas de un rojo poco llamativo, Vanesa seguía en sus labios y Ana se decía a si misma: ??Es realmente muy bella, mas que yo incluso?. Y perdió su mirada en los labios brillantes de Vanesa, que al guardar su cosmético, las dos de frente al espejo, torpemente lo hizo caer, al darse cuenta, se aproxima a recogerlo, agachándose, Ana no podía evitar verle, y por casualidad vio los senos que se asomaban por el escote del vestido de esa mujer, Vanesa se incorpora y acomoda su cabello detrás de su oreja, guarda los objetos anteriormente sacados y cierra su bolso, al mismo momento Ana, como para no quedarse atrás, se toma ambos senos y los levanta, acomodándolos, y colocando el sombrero negro en su lugar, Vanesa no pudo evitar verle los senos, debido a ese movimiento, y le sonrió sin mala intensión, Ana también sonrió y regresaron a sus asientos. Después de un rato mas viendo, se despidieron y se fueron acordando reunirse al próximo viernes.

    Durante esa noche Ana veía una y otra vez a Vanesa, sus labios, en sus sueños y Vanesa recordaba repetidamente los senos de la mujer del baño, dormida, y así fueron todos los días de esa semana y las noches y en las mañanas despertaban húmedas y con vergüenza por excitarse en sueños con el recuerdo de otra mujer.

    Llegó el viernes siguiente y Carlos con Ana acudieron a la cita, llegaron primero y luego la otra pareja, todos estaban como la semana pasada menos Vanesa, que para esa noche llevaba un estilo muy cowgirl, botas, falda un poco ancha sobre la rodilla, camisa, chaleco, cabello suelto ondulado y sombrero, todo color beige (castaño claro), se saludaron muy cordialmente como siempre y tomaron asiento, estaban esposa, esposo, esposa, esposo, pero luego las dos chicas conversaban de todo un poco y decidieron sentarse juntas, entonces quedaron Alberto, Carlos, Ana y Vanesa (de izquierda a derecha), Ana sacó de su bolso una revista, Cosmos, y se pusieron a leer entretenidamente, pero después de unos minutos de amena charla, una anfitriona pasa delante de Vanesa dirigiéndose hacia la izquierda, era una mujer espectacular, ataviada de vaquera, botas, pantalón que dejaba ver su ropa interior por adelante y por detrás, un chaleco y un sombrero, toda de negro, los cuatro se le quedaron viendo, después que esa chica pasó, los dos la seguían observando, anonadados, y las chicas que se las comía los celos, se pararon violentamente.


    -Vanesa a Alberto: eres un estúpido!

    Y se fue, Ana, por su parte, le dio una bofetada a su marido y siguió el camino de su nueva amiga. Las dos llegaron al tocador y dejaron sus bolsos (carteras) en una pequeña banca ubicada en frente del espejo.



    -Vanesa: que se ha creído ese idiota, que estoy pintada!
    -Ana: es un tarado, me ignoró como si no existiera...


    Después de un buen rato insultando a sus esposos se tranquilizaron y se sentaron en la banca, y siguieron leyendo su revista, y Ana se paró frente al espejo y se retocó un poco mientras Vanesa seguía leyendo.


    -Vanesa: aquí hay algo que te va a gustar, ¡escucha! encontró un artículo en que daban consejos de como usar un sombrero, si era de ala ancha o corta, de día o de noche, si era para una reunión o solo una salida casual, con que cosas se debía combinar...
    -Ana: continua o ¿ya se acabó?


    Vanesa había encontrado un artículo titulado "¿Vaqueras lesbianas?", lo leía en silencio, era un estudio sobre las mujeres que usualmente vestían ropas para trabajos de campo, y que obviamente realizaban esas labores, por tal motivo había un incremento de testosterona que según los estudios hacían que en esa mujeres despertara su lado masculino, y por tanto que a otras mujeres las observaran con "otros ojos", también trataba sobre la influencia de la ropa varonil usada por mujeres sobre otras mujeres, que en las encuestas había un mayor porcentaje de mujeres a las que les parecían mas atractivas las mujeres que usaban atuendos de hombres, ya sean militares, vaqueros, policías, bomberos, etc., que las que no los usaban, casi al final del artículo, hablaba de como un treinta y cuatro por ciento de las encuestadas se inclinaban por la apariencia media, o sea una mezcla entre mujer y hombre, por ejemplo, un brasier con un pantalón de terno masculino, o una corbata con una falda, y explicaban el porque, por que la psicología de la mujer convierte a una mujer vestida con apariencia media a lo que ella mas quiera, la hace parecer mas a uno de los dos sexos según sea su preferencia.

    Vanesa terminó de leerlo y se quedó callada, luego de un momento, mientras Ana se seguía arreglando, le dijo:


    -Léelo, después me avisas como te sientes.


    Vanesa estaba sentada en la banca con las piernas cruzadas y con el sombrero en la rodilla de la pierna superior. Ana lo leyó en silencio y cuando acabó, dijo dentro de su mente: estoy dentro de ese treinta y cuatro por ciento.


    -Vanesa: ¿y bien?
    -Ana: me siento muy rara, pero alguna vez he sentido curiosidad, como seria... tu sabes, con una mujer... pero... también me produce mucho miedo el pensarlo.
    -Vanesa: mira, a mi no me gusta ocultar mis sentimientos y te voy a ser sincera -Ana la miraba atentamente- Durante la semana pasada no he podido dejar de pensar en ti como mujer- tomó un respiro y prosiguió- ¡hasta el punto de que te veo en mis sueños y despierto húmeda, no me considero lesbiana pero... me haces sentir algo, no se que sea, no me lo puedo explicar, por que yo amo a mi esposo y me encanta hacer el amor con él!


    Ana se quedó paralizada y Vanesa bajó la mirada como si se le fuera a caer el mundo encima.


    -Bueno... ya lo dije, ahora me siento mejor.-respiró aliviada, como si se hubiera quitado un peso muy grande de encima.
    -También te tengo que confesar...Uhmmmm... lo mismo... no te quiero ofender pero... ¿te masturbas pensando en mi?
    -¡No!, yo no me masturbo... ¿y tú, lo has hecho pensando en mi?
    -Ana (con un tono de vergüenza): mas de una vez.

    Vanesa se tomó la boca con las manos y exclamó: ¡Oh por Dios!, ¡Oh por Dios!,¡Oh por Dios!... después se incorporó, colocó su cartera en su hombro izquierdo y con la mano derecha tomó del ala su sombrero y caminó hacia la puerta un par de pasos dejando a su espalda a la otra mujer, mientras decía: será mejor que me vaya.

    -Ana: no, espera... ¿recuerdas a la mujer que pasó por delante? - Vanesa asintió, de espaldas- mira, ella es una mujer muy hermosa... pero no tanto como tú?


    Vanesa dio un par de pasos dirigiéndose a la puerta de salida, Ana la tomó del brazo derecho, con su mano opuesta y la detuvo, Vanesa sujetó su sombrero con ambas manos colocándolo delante de sus piernas, se paró frente a ella y le dijo:


    -¡perdona, pero necesito hacerlo!


    Ana tomó con ambas manos el rostro de Vanesa, ésta permanecía estática, inclinó un poco el cuello hacia un costado, cerró los ojos (Vanesa permanecía con los ojos abiertos) y unió sus labios con los de ella, la besó, Vanesa se quedó paralizada, luego de unos segundos soltó su sombrero, el ruido hizo que Ana se separa lentamente dando unos pasos hacia atrás... con dos dedos tocaba sus labios, ¡que magnifica sensación!, pasó su lengua sobre sus labios, Vanesa seguía estática después de que Ana se había alejado... se inclinó doblando las rodillas y recogió su sombrero, pasó su mano limpiándolo, y lo colocó en su cabeza, frente al espejo jaló hacia abajo su camisa, la falda, acomodó el chaleco hacia adelante, con el dedo índice se limpió el labial que se había corrido, luego dijo: aquí no ha pasado nada.

    Se dirigió nuevamente hacia la puerta, siempre con la cabeza en alto y la barbilla paralela al suelo, pasando por donde Ana estaba parada, la miró


    -¡adiós! -le dijo,
    -Ana: espera, Vanesa, por favor. -Vanesa se detuvo- ¿estás bien?
    -Vanesa: por que no habría de estarlo. -De repente se hizo un silencio incómodo.
    -Ana: ¡fue increíble! -con un tono de miedo pero a la vez de satisfacción. Vanesa no dijo nada y Ana continuó- ¿estuvo bien?


    Vanesa seguía en silencio y luego respondió bajando la cabeza y con un tono de culpa:


    -¡no puedo creer que me haya gustado! -Ana se quedó perpleja y un silencio incomodo invadió la habitación, Ana se atrevió a preguntar:
    -¿me quieres besar? -y Vanesa respondió:
    -¡no se! -con vergüenza y levanto el rostro mirando a lo lejano.

    El interior de Vanesa se batía entre el correr a los brazos de su marido y besar a Ana, volver a sentir sus labios suaves y delicados. Ana tomó con ambas manos el rostro de Vanesa, ésta no se movía para nada, inclinó un poco el cuello hacia un costado, cerró los ojos y se acercó lentamente, se detuvo a escasos centímetros de la boca de Vanesa, abrió los ojos y empezó a retirarse... de pronto Vanesa colocó sus manos en la cintura de Ana, cerro los ojos, recorrió despacio el poco espacio que las separaba, Ana también los cerró, y sucedió, Vanesa besaba los labios de Ana y Ana los de Vanesa, las manos nunca se movieron de su sitio, se besaban suave y sin apuro alguno, con miedo, con vergüenza, se besaban sin despegar los labios, se prolongó durante mas de un minuto, que para ellas era una eternidad, las dos decidieron separarse a la vez, Vanesa tomó sus labios con sus dedos mientras que Ana saboreaba los suyos con su lengua nuevamente.

    -Vanesa: ¿que hice? oh cielos... - lo decía como si se estuviera reclamando haberlo disfrutado- Ana se acercó para besarla nuevamente, pero Vanesa levantó su mano deteniéndola, el rostro de Ana reflejaba desilusión y se dirigió a la banca, tomó su cartera y caminó con dirección a la puerta pasando al lado de Vanesa, que tenia la cabeza inclinada hacia el suelo y le dijo: alguien nos puede ver. Ana se detuvo, Vanesa por su parte volteó y las dos miradas se encontraron, Vanesa sonrió tímidamente, Ana también lo hizo y la tomó de la mano y se metieron a una cabina del baño, empujaron despacio la puerta y se pararon frente a frente, Vanesa a la derecha y Ana a la izquierda, el inodoro al lado derecho de Vanesa, se miraron a los ojos y bajaban la mirada de inmediato hasta que Vanesa le dijo:


    -¡no puedo creer que haya podido besar a una mujer! -Ana sonrió y preguntó:
    -¿tienes miedo?,
    -no sabes cuanto -respondió Vanesa con tono de preocupación pero de alegría a la vez, bajaron la tapa del inodoro y pusieron ahí sus bolsos, se miraban, una pequeña risa y volteaban rápidamente, las dos muy nerviosas, Ana preguntó:
    -¿quieres intentarlo de nuevo? -Vanesa lo pensó y respondió:
    -esta bien


    Las respiraciones agitadas pero las manos impacientes para tocar el cuerpo de la otra, tanto así que chocaban al intentarlo, una y otra vez hasta que Vanesa dijo: que tal si tu me tomas por la cintura y yo... del cuello, Ana asintió, pero ninguna de las dos se movía así que Ana le dijo:


    -Tu primero, ¿si? -Vanesa:
    -Mejor las dos a la vez


    Se pararon firmemente una frente a la otra y Vanesa subió las manos al rededor del cuello de Ana, quien a su vez colocaba sus manos en la cintura de la mujer de enfrente, ¡no puedo creer que esté haciendo esto! a lo que Vanesa respondió: ¡me da miedo tocarte!

    Así siguieron, explorando el cuerpo de la otra, cada vez con mas decisión pero siempre con el mismo temor, pasaron muchas semanas yendo al mismo espectáculo, y al mismo tocador hubieron muchas llamadas telefónicas invitándose a salir, muchas llegadas tardes a casa, nunca sus maridos sospecharon lo que ellas se traían entre manos, nunca las vio alguien conocido que las pudiera delatar, claro que tuvieron relaciones sexuales increíbles en muchas oportunidades, se descubrieron una a la otra, aunque nunca enfrentaron a la sociedad por lo que sentían y vivieron una vida de amas de casa con hijos y nietos, al pasar los años el encanto fue decayendo, sus cuerpos hermosos fueron envejeciendo y se quedaron al lado de sus esposos, pero nunca olvidaron que fueron lesbianas por un tiempo, vaqueras lesbianas.

    Este fue mi último relato, espero que todos los que escribí les hayan gustado como a mi el haberlos escrito, a decir verdad ninguno fue real, pero fue divertido y excitante ser Ibelin. Adiós...
    Última edición por sexynight; 15-feb-2006 a las 09:34

  2. #2
    Avatar de rolo43
    rolo43 está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    octubre-2004
    Mensajes
    710
    Poder de Credibilidad
    11

    tu último relato?

    Ups ... vamos a extrañar tus historias de mujeres contra mujeres penetrándose unas a otras ...
    Estaban buenas .... que tal si te ataca cada tanto algo de perversión y vuelves a ser Ibelin para dejarnos otras de tus historietas?
    Un beso

  3. #3
    julia está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    diciembre-2005
    Mensajes
    25
    Poder de Credibilidad
    0
    Ibelin pero como que te vas por que?..... este relato aqui fue muy especial muy deliciosamente erotico tienes mucho talento piensalo por favor por que quieres terminar algo tan deliciosamente intenso ..... la historia me encanto por que casi nunca se ve plasmado en las historias, la primera atraccion entre dos mujeres me parecio muy lindo y como digo muy erotico le ruego piense su desicion por que no podemos perder su talento amiga nos haras mucha falta por aqui saludos JULIA una amiga;~`)

  4. #4
    Lokilla_bisex está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    julio-2005
    Ubicación
    Carolina
    Mensajes
    60
    Poder de Credibilidad
    10

    Porque

    Mira bb es la promera vez q leo un relato tu yo y deverdad me desiluciona q sea el ultimo relato q escriba pq deverdad me gusto no exita mucho,pero como tu lo dijiste es una historia aunque exita tambien ypone uno apensar ,solo piensalo bien deverdad..
    LoCa BiSeX

  5. #5
    Jazmin77 está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    junio-2005
    Mensajes
    937
    Poder de Credibilidad
    10
    Si relamente es muy bueno tu relato y de verdad es muy exitante lastima que se el ultimo ojala solo sea por ahora
    [COLOR="rgb(255, 0, 255)"]Recién Casada .......... así que super bien atendida[/COLOR]

  6. #6
    Avatar de rolo43
    rolo43 está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    octubre-2004
    Mensajes
    710
    Poder de Credibilidad
    11
    parece que a las escritoras de relatos less
    se les da por abandonar el foro cada tanto ...
    por suerte algunas vuelven

Visitors found this page by searching for:

vaqueras lesbianas

vaqueras lesbianas xxx

vaqueras lesvianasrelatos eroticos de cowgirls lesbianaslesvianas vaquerashistorietas de sexo vaquerasmujeres vaqueras lesbianasrelatos eroticos lesbicos en el campolesbiana vaquerashistorias vaqueras eroticasrelatos eroticos de vaquerasmujeres lesbianas vaqueras a caballo alguna paginavideo porno de mujeres vaqueras y sus sueñosrelatos d lesbiana en el campos xxxrelatos vaqueras del sexolesbianas vaquerasporno lesbianas vaqueraslesbico entre vaquerasvaqueras lesbianslesvianas xxx vestidas de vaquerashistorias porno de mujeres campo y lesbianaslos relatos lesbicos xxxxxxxx mas nuevosvaqueraslesbianasmujeres xxx lesbiana vakerasvaquera lesbiana
SEO Blog

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •