Mi nombre es margarita, esta es la historia de lo que me sucedi¢ cuando tenia 16 a¤os, era un d¡a caluroso y fui a visitar a mi amiga paula despu,s de clases, paula viv¡a en una casa campestre muy grande y muy bonita, tome un taxi y llegue al lugar, toque la puerta, su madre me abri¢ y me dijo que paula... no estaba pero que no demoraba en llegar, la madre de paula se llamaba alba era una mujer hermosa, ese d¡a estaba mucho mas hermosa de lo normal vest¡a una mini falda y una blusa strapless que se ajustaba tan bien a su figura perfecta y a sus senos redondos y grandes, alba me invito a pasar y me dijo que esperara a paulita que ella no demoraba, me ofreci¢ algo de beber y yo acced¡, alba fue a la cocina y me trajo una gaseosa, al probarla sabia algo extra¤o entonces me sent, en el sof y me tome el baso, alba se sent¢ a mi lado y comenz¢ a hablar conmigo y me dio otro baso de lo mismo. alba comenz¢ a preguntarme de mis novios y de mi vida, yo como era tan ingenua comenc, a contarle que hasta ese momento.

al siguiente d¡a alba me llevo el desayuno a la cama, eran una deliciosas fresas con crema que se hab¡a levantado a hacerme, claro alba lo tenia todo planeado cuando termine mis fresas ella se paro y fue a la cocina por las suyas, volvi¢ al cuarto con una pel¡cula la puso en el vhs y prendi¢ el televisor, se acost¢ al lado m¡o, la pel¡cula era una pel¡cula de mujeres, la escena era de dos mujeres en una ducha una afeitando a la otra, alba meti¢ la mano dentro de la frazada que nos cubr¡a a amabas y comenz¢ a tocar mis pechos de una manera tan juguetona. yo como estaba viendo la pel¡cula estaba muy excitada, alba tiro la frazada que nos cubr¡a al piso y me dio una fresa yo mord¡ la mitad y alba se comi¢ la otra tomo un poco de crema de su plato y la esparci¢ por mis senos luego comenz¢ a chuparlos, a lamerlos y a ponerles mas crema que com¡a gustosa, ella pon¡a fresas en su boca y luego nos bes bamos compartiendo esas fresas tan deliciosas. despu,s de el desayuno segu¡a la ducha.

despu,s de ba¤arnos alba se seco y fue a su cuarto se puso una mini falda, una blusa blanca de manga larga, y sali¢ en su auto. yo me quede en la casa y sin saber que hacer, me puse a mirar en los cajones del armario de alba, revise toda su ropa interior y le¡ algunos apartes de su diario; tambi,n revise la ropa interior de paula y encontr, cosas muy sexys, no pude abrir el diario intimo de paula porque tenia una llave que busque pero no la encontr,, yo deje todo en su lugar como estaba.

mas o menos a la hora del almuerzo llego alba con muchos paquetes, me dijo que me tra¡a regalos y que tra¡a el almuerzo. despu,s de almuerzo alba me dijo que subi,ramos a su cuarto para que yo abriera mis regalos, a mi me pareci¢ muy bien porque quer¡a ver que hab¡a en los paquetes, ya en su cuarto alba puso sobre la cama mis regalos, cuando los abr¡ descubr¡ que eran: una blusa strapless azul, una "micro" falda blanca, unos zapatos blancos divinos, una tanga negra preciosa, ,un brasier strapless muy sexy, un bikini, un perfume y unos aretes; todo combinaba para formar un conjunto divino, yo estaba usando un top y un pantal¢n muy ajustado, de pronto alba se me acerco y sus manos fueron directamente a mi trasero. lo comenz¢ a tocar y me dijo: "c mbiate a ver como te ves con mis regalitos", ella tomo otros paquetes y entro al ba¤o, yo me puse la ropa, cuando ella sali¢ del ba¤o estaba usando un top strapless naranja precioso y una "micro" falda del mismo color, el top resaltaba sus senos y los hacia ver mas grande.

que tuve uno de los mejores orgasmos que he tenido hasta ahora.

despu,s almorzamos y una hora despu,s me puse el bikini y entre a la piscina a nadar un rato, alba me vio y fue y se cambi¢ tambi,n entro a la piscina y comenzamos a nadar un rato, nos abrazamos y nos besamos mucho, como a las dos horas, alba se sali¢ de la piscina y me dijo que iba a salir un rato, yo la espere como hasta las 7 que fue la hora que llego con mas paquetes, hicimos la comida, luego nos quedamos hablando un rato en la sala, tomamos muchisimo vino, yo estaba medio borracha y subimos a la habitaci¢n, alba saco de esos paquetes que trajo una pijama preciosa, casi parec¡a un vestido de noche (soy algo exagerada), alba me dijo que me la pusiera en el ba¤o, yo fui al ba¤o y me puse la pijama, al salir alba ya estaba en la cama cubierta con la frazada, yo entre en la cama con alba que estaba totalmente desnuda, alba comenz¢ a besarme y a abrazarme, bajo las tiras de mi pijama y comenz¢ a besar mis hombros, luego mi cuello, sus manos se deslizaban por toda mi espalda, acariciando la fina seda de mi pijama.

al otro d¡a nos despertamos como a las 9, se ba¤o ella y luego yo y me llevo hasta mi casa y hasta ahora nadie sabia esta historia, alba y yo tuvimos sexo varias veces pero su relacion conmigo no funciono y pronto ambas nos separamos y tomamos rumbos distintos en la vida y no nos volvimos a ver.