Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados del 1 al 10 de 16
Like Tree1Likes

Tema: Las sirvientas

  1. #1
    adrianaxd Invitado

    Las sirvientas

    A mis juveniles años, no sabía que algunos hombres gustaban de vestir como mujeres ni me imaginaba que esto me fuese a ocurrir. Todo comenzó cuando me asomaba por una de las ventanas de los cuartos de las dos sirvientas que teníamos en casa, mi único propósito era el poder verlas desnudas pues una de ellas en particular, me atraía mucho (Liliana), y la otra, (Paty), era un poco más gordita, pero a pesar de que me buscaba mucho y me invitaba a ir a su cuarto, yo no quería pues mi amor era Liliana.

    No éramos ricos pero mi mamá se quedó viuda a mis 8 años de edad y emprendió un negocio de lavandería ayudándose de estas sirvientas que, entre paréntesis, vivían en un rancho lejano a mi ciudad por lo que dormían y vivían prácticamente todo un mes en mi casa y sólo visitaban a sus parientes los últimos 4 días de cada mes. Liliana tenía 18 años y Paty 19, ambas tenían novio y todos los sábados y domingos por la tarde, salían a pasear con ellos. Mi madre era muy estricta conmigo y en una ocasión que me pescó viendo por la ventana de ellas, me tomó por la oreja y me llevó dentro al cuarto de las muchachas diciéndoles que yo estaba viéndolas por la ventana y que en castigo, les lavaría toda su ropa a mano durante un mes completo.


    Esta situación la aprovecharon las chicas al máximo, pues en forma constante ensuciaban su ropa interior con manchas difíciles, a sabiendas de que yo las lavaría a mano diariamente para ellas. Sin embargo, la textura de sus prendas íntimas en mis manos, despertó un extraño interés en mí. Finalmente, al término de un mes, mi madre me levantó el castigo pero me amenazo frente a ellas, de que si me veían ella o las chicas nuevamente fisgonearlas, me sacaría de la escuela y tendría que ayudarle en la lavandería a lavar y planchar ropa ajena, cosa que me pareció terrible. Mi castigo me hizo desistir de intentarlo hasta por dos meses, pero un día, Liliana me llamó a su cuarto, recuerdo que era un sábado por la tarde y ellas se disponían a arreglarse para salir con sus novios, sólo me acerqué un poco.

    -Entra, no tengas miedo.


    -No, pues si mi madre se entera me castiga muy duro.


    -Vamos. Te oí decirle que saldrías con tus amigos, no te echará de menos?

    -Ok. ¿Pero para qué quieres que entre a tu habitación?

    -Sólo para que me ayudes a escoger el vestido que debo ponerme esta tarde.


    -¿Y yo qué sé de eso? ??Contesté inmediatamente. Sin embargo reaccioné a tiempo. ??Bueno, esta bien, hagámoslo rápido.


    Entré a su cuarto con la esperanza de que se desnudara frente a mí y eso me hizo tener una erección, Liliana sacó un par de vestidos, uno negro y uno rojo y comenzó a quitarse la ropa para ponerse el rojo. Mi erección creció más y en ese instante, entró en la habitación Paty.


    -¿Qué se supone que están haciendo?, y dirigiéndose a mí? -¿No fue suficiente el castigo?

    -Discúlpanos Paty, sólo me ayudaba a escoger un vestido para mi cita -respondió Liliana.

    -Ningún escoger, ve el pene a Adrián y verás que no sólo estaba escogiendo. En este momento le aviso a la señora que su hijo reincidió para que le aplique el castigo de ponerlo a trabajar, pues buena falta nos hace un par de brazos más que nos ayuden a lavar y planchar.

    -No por favor, no lo hagas, pues mi madre me castigará muy duro, ayúdame y te haré cualquier favor que necesites.


    -Ok, ¿pero estarás dispuesto a hacernos "cualquier favor" que necesitemos?

    -¡Si, lo juro! -exclamé.

    -Por lo pronto, -dijo Paty, -hoy necesitamos una pareja para el primo de Roberto, mi novio, pues está de vacaciones en esta ciudad y deseamos salir a bailar.

    -Pues dile a Liliana -le dije yo.


    -No seas estúpido, Liliana nos acompaña también con su novio Ricardo - me contestó.

    -¿Y que puedo hacer yo? -pregunté.

    -Pues viéndote bien, tienes la altura y cuerpo similar al de Liliana? Por qué no te pruebas el vestido negro para ver si puedes pasar como una chica y ser la acompañante de Armando, el primo de mi novio. ??Dijo Paty.

    -Queee? De ningún modo, no me vestiré de mujer y menos para tener una cita con un muchacho para ir a bailar. ??Dije indignado.

    -Ok, te di la oportunidad y no la quisiste, tendremos que acusarte con tu maaammiii. ??Dijo burlonamente Paty y se dirigió hacia la puerta.

    -Espera un momento, no puedes hacerme esto. ¿Cómo puedes pensar que Armado no me descubrirá? -le pregunté.


    -No lo hará pues entre Liliana y yo haremos un trabajo excelente.

    -Déjanos trabajar en ti y si al final te ves en el espejo y no quedas convencido, veremos otras opciones ¿Ok? ??Dijo Liliana.

    Después de pensarlo un poco y viendo que no tenía opción, acepté. ??Ok, pero si no estoy convencido no salgo, ¿de acuerdo?? ??Ok?, exclamaron ambas. Me desnudaron y me obligaron a tomar un baño, en este me rasuraron cara, piernas, brazos, axilas, pecho y pelo púbico. A mi edad no tenía mucho pelo que rasurar por lo que no les repliqué. Después del baño, me pusieron un brassier blanco, le insertaron unas formas de senos, pesadas y gelatinosas que se adherían a mis pechos y mi forma cambió. Me amarraron un liguero a la cintura con un corset que me redujo al menos dos pulgadas y me deslizaron unas medias transparentes que me dieron una sensación algo extraña pero sensacional, las medias se ataron al corset y me pusieron unas pantaletas bikini blancas, sobre las ligas. Me probaron los zapatos de Liliana pero estos me apretaban por lo que Paty fue a su cuarto por unos de ella y al regresar me dijo: "sólo tengo unos blancos de tacón alto (cinco pulgadas), espero que te queden? Me entraron de maravilla, pero eran difíciles de maniobrar.

    Me pusieron de pie y me calzaron un vestido que para mi gusto, estaba demasiado corto. Luego me sentaron en el tocador y Paty comenzó con el maquillaje al mismo tiempo que Liliana me arreglaba el cabello. El maquillaje empezó con fundación que me hizo ver muy pálido, pestañas falsas muy largas, sombra de ojos azul arriba y perla junto al ojo, delineador negro, rimel azul en las pestañas, lápiz labial rosa. Me pintaron las uñas de las manos del mismo color de mis labios y me colocaron aretes de clip en forma de pequeños aros, collar negro de fantasía. Me indicaron que podía verme en el espejo lo cual ocasiono que mis zapatos se atoraran y casi tropezara. En el espejo vi a una linda chica rubia que me provocó de inmediato una erección, no lo podía creer. Di vueltas ante la sonrisa de Liliana y Paty. No esperaba esta transformación, pero tampoco podía aceptarlo pues implicaba que saliera a la calle con la posibilidad de ser reconocido por mi mamá o mis amigos.


    -No cabe duda que hicieron un magnifico trabajo de transformación, pero mi arreglo era que si no estaba convencido, no lo haría y en realidad, no estoy convencido, por lo que no saldré de esta habitación.

    -Entiendo lo difícil que es para ti el salir a la calle transformado en toda una bella chica, pero si no lo haces, tendré que decirle a tu mamá la desobediencia que hiciste. Además, que si te fijas bien, sacamos toda tu ropa masculina fuera de la habitación mientras te bañabas por lo que si llamo a tu mamá, te pescara en esta ropa y no sé cuál sea su reacción. ??Replicó Liliana.

    -No sean malas, entiendan que no soy una chica, no sé caminar como una chica, no tengo los gustos de una chica y no sé hablar como una chica. Si me obligan a salir me descubrirán de inmediato. ??Dije llorando.

    -Ok. Entiendo tu problema, ¿qué te parece si hacemos un trato? ??preguntó Liliana.


    -¿Cuál?

    -Iniciarás de inmediato las clases para aprender a ser una chica completa y hasta que lo seas, pagarás tu deuda cumpliendo una cita con el muchacho que te indiquemos.

    Pensando que, de no aceptar tendría que salir de inmediato vestido de mujer, o que mi madre me viera de ese modo, sólo me quedó aceptar el trato. De inmediato Liliana y Paty dispusieron una parte de su closet con cosas para mí, pantimedias, zapatos, faldas, blusas, collares, cosméticos, corset, etc.

    El sábado siguiente, me pusieron brasier negro, medias, liguero y pantaletas negras bajo mi ropa de hombre, según ellas, para que me fuera acostumbrando y las acompañé a una tienda donde me compraron zapatos, medias, una peluca, blusas, faldas, ropa interior, un vestido y hasta un babydoll, con el cual debería dormir a partir de ese día. Pasé algo de vergüenza porque me obligaron a probarme los zapatos, pero Paty me indicó que eso era parte del aprendizaje. Durante las próximas dos semanas, yo mismo acudía, a escondidas de mi madre, al cuarto de Liliana para practicar maquillaje y desmaquillaje, combinar mi vestimenta, así como andar en zapatos de tacón alto.

    Ambas chicas me ponían a leer poesía en voz de mujer para practicar y me platicaban sobre cosas como aprender a sentarse, meneo de caderas, juntar siempre las piernas, caminar dando pasos cortos y con los pies uno frente a otro, etc. Por fin, una vez concluidas las dos semanas, el siguiente sábado por la tarde, según yo para darles una sorpresa, acudí al cuarto de Liliana con la intención de transformarme, sin darme cuenta, estaba agarrando el gusto por la ropa y lencería femenina, pero lo que quería era ir por la famosa cita con un hombre, para poder saldar mi deuda. Una vez transformado, cosa que yo solito hice, le dije a Paty:


    -Estoy lista para cumplir mi compromiso.

    -¿Lista? Si lo que falta es lo más importante?

    -¿Que me falta? Aprendí a vestirme, maquillarme, caminar, hablar, moverme, sentarme, mirar y desenvolverme como chica, ¿qué puede faltarme?

    -Primero debes poner tus manos en tu parte trasera. ??Indicó Liliana.


    Yo obedecí de inmediato y Paty me ató las manos.

    -¿Qué es esto? ¿Por qué me atan?

    -??Adriana?, ¿no sabes cuál es el propósito de una cita para un chico? El propósito de una cita para todo chico es tratar de hacerle el amor a su chica. ??Dijo Paty atándome también los tobillos. -¿Y sabes tu hacer el amor a un chico?, seguramente no lo sabes por lo que este sábado aprenderás. ??Concluyó diciendo.

    Me tumbaron en una cama entre ambas y me insertaron en la boca un pene de plástico de unas 4 pulgadas de largo por una de ancho con una pelota al final que incrustaron hasta dentro de mi garganta y este fue sujetado con correas por detrás de mi cabeza que evitaban el poderlo sacar. Sentí que me ahogaba por lo que empecé a coordinar mis respiraciones más pausadamente, pero a partir de ese momento, no podía emitir sonido alguno por la boca. Asegurando las correas detrás de mi cabeza, Paty me dijo: ??la primera vez que un chico te quiere hacer el amor es a través de tu garganta, eso se llama sexo oral. Con esta práctica aprenderás a satisfacer a tu "novio". Pero además, el chico, una vez que se aburra del sexo oral, querrá sexo normal, ¿y sabes por donde lo hacen las "chicas" como tu? Pues lo hacen por el ano y para eso, al igual que para el sexo oral, se requiere un entrenamiento.

    Ambas chicas me pusieron de pie, vi cómo en uno de los postes de la cama, insertaban un consolador enorme que sobresalía del poste de la cama unos 30 centímetros de largo, el consolador en su punta medía tal vez un centímetro de diámetro pero en el fondo del mismo se veía como de cinco centímetros. En la misma esquina de la cama donde insertaron el consolador, pusieron en el suelo tres tablas de madera con un grosor de 2 pulgadas cada una de ellas, por lo que entre los tres tablones apilados entre sí hacían 6 pulgadas de altura, otra pila de tres tablones similares fueron puestos a un lado de los primeros. Me obligaron a subir con mis zapatos de 5 pulgadas de tacón sobre los tablones, poniendo un pie sobre una pila de tablones y el otro sobre la otra pila.

    Ataron mis manos a la base de la cama mediante una cuerda. Me bajaron las pantaletas hasta las rodillas, quedando expuesto mi ano estando de pie. Me orillaron mi inverso hacia el consolador atado al poste de la cama, quedando este en el umbral de mi ano. Lubricaron con vaselina el consolador y me ordenaron subir uno de mis pies. Al momento que lo hice, Liliana retiró uno de los tablones bajo el mismo, de modo que cuando quise apoyar nuevamente el pie en el tablón, este estaba 2 pulgadas más abajo por lo que el consolador se inserto levemente en mi ano. Acto seguido, se me ordeno levantar el otro pie y de la misma forma se retiro otro tablón, quedando el consolador inmerso en mí unas 2 pulgadas. Esta operación la repitieron con cada tablón hasta que quedaron mis zapatos apoyados en el piso pero yo tenía 6 pulgadas de un enorme consolador en mi ano y este cada vez estaba más grueso por lo que me dolía enormemente mi agujero trasero.

    Las chicas, una vez que quede "insertado" en un enorme consolador, de pie pero amarrado a una cama y con un pene plástico de 4 pulgadas en mi boca, me dijeron: ??nos vamos con nuestros novios, espero que tú, mientras tanto, disfrutes tus insertos. Volvemos en unas 5 horas?, y cerraron la puerta del cuarto con llave por fuera. Yo pensé llorando: "cinco horas? es demasiado tiempo, tal vez no pueda seguir respirando o tal vez me canse de mis zapatos de tacón y tenga que quitarlos de mis pies, lo que haría que el consolador en mi trasero se me insertara otras 5 pulgadas adicionales a las 6 que llevo insertadas. Qué horror, 11 pulgadas dentro de mí"

    Durante esas horas experimenté algo inusual, pues mis pies se cansaron y debí quitar primero uno de mis zapatos de tacón y luego el otro y por más que traté de estar en puntas de pies, mi cansancio me derrotaba, tenía que permitir que el consolador se introdujera más. Al rato recobraba fuerzas y me ponía de puntitas nuevamente lo que hacia que el consolador saliera. Este ejercicio se dio constantemente por la última hora lo que finalizo por gustarme y hacerlo voluntariamente en forma repetitiva hasta lograr el clímax.


    Cuando Liliana y Paty llegaron (7 horas después), me encontraron en mi quinto éxtasis voluntario, moviendo mis labios y haciendo movimientos verticales para meter y sacar el consolador de mi ano, todavía se sentaron 15 minutos más viéndome lograr mi último éxtasis con sonrisas en sus bocas. Sin desatar mis manos, me pusieron nuevamente los zapatos de tacón y fueron colocando los tablones bajo mis pies para levantarme poco a poco hasta que el consolador quedo fuera de mi ano. Me llevaron hasta su baño donde fui sometido a una serie de lavados intestinales que me hacían sentir calambres en el estomago pero con el pene artificial en mi garganta no podía gritar, solo me salían las lagrimas.

    Cuando terminé de evacuar todo el liquido que me habían introducido, me llevaron nuevamente a la recamara y Liliana sacó del closet un artefacto en forma de silla de montar a caballo. Paty me quitó mis pantaletas y me abrochó un cinturón grueso con dos argollas. Me obligaron a sentarme en el artefacto que tenía un pene artificial en el centro y yo debí apuntarlo directamente en mi ano para poder sentarme. Me amarraron a esta "silla" mediante correas atadas a las argollas de mi cinturón de modo que no podía levantarme.

    -Ya aprendiste el placer de sentir un consolador dentro de ti, pero ahora deberás aprender el disfrutar un pene tanto que no podrás dejar de pensar en vivir sin un pene dentro. -Dijo Liliana.

    -Adriana, te encuentras sentada en una maquina de hacer el amor. Esta maquina, una vez encendida, iniciara metiéndote y sacándote 3 pulgadas de pene y después de 20 sesiones continuas estarás recibiendo 12 pulgadas de pene. La maquina te estará autolubricando con una solución especial para evitar que te haga daño interno. Al finalizar un ciclo, esto ocurre cada 5 minutos, la maquina te insertara un chisguete de lubricante, simulando el semen del hombre en el clímax. Posteriormente te dará un descanso de 30 segundos y luego iniciara el siguiente ciclo con un poco más de profundidad hasta llegar a 12 pulgadas. Este entrenamiento dura unas dos horas, pero para que no te distraigas, te insertaremos estos tapones de silicón en tus oídos y te taparemos los ojos con esta capucha de modo que estés perfectamente concentrada en tu entrenamiento. Como creo que tienes la garganta seca y un poco lastimada por tener tantas horas el pene en tu garganta, le insertaremos esta manguera al pene la cual estará conectada a la misma maquina de modo que al simular el orgasmo lanzando semen lubricante, este también se envíe al pene de tu garganta para tu confort. ??Explicó Paty.

    De inmediato pusieron tapones de silicona en mis oídos, una manguera conectada de la maquina al pene introducido en mi garganta y una capucha negra que me impedía ver nada.A partir de ese momento no escuchaba, veía, ni hablaba nada, pero sentí cuando echaron a andar la maquina y de inmediato mi ano recibió la agradable sensación de un objeto lubricado entrando y saliendo a un ritmo cada vez más acelerado. Las ultimas 5 sesiones fueron las más incomodas pues el objeto entraba y salía tanto de mí, que se producía una especie de fricción que aunque no producía herida, me lastimaba. La última sesión me arrancó lagrimas pues no cabían dentro de mí las 12 pulgadas de pene artificial y esto me producía un enorme dolor, pues no podía levantarme para evitar que entrara todo.


    La experiencia fue agradable pues este entrenamiento me hizo pensar lo maravilloso que es pasar de ser la parte activa a la parte pasiva. Al final de todo esto Liliana y Paty me ayudaron a levantarme, desatarme y a desvestirme. Curiosamente, no estaba enojado con ellas y durante toda la noche soñé con juegos eróticos con hombres, desde luego yo era la chica. Ellas tenían razón, a partir de ese día, no podía apartar de mi mente esas experiencias vividas y el recordarlas, hacían que mi deseo por repetirlas se acrecentara. Liliana siempre me recordaba que mi ropa de mujer, mis cosméticos y la "Silla de montar" me estaban esperando, lo hacía cada vez que me veía, en cualquier parte de la casa y en todo momento, y yo no lo resistía pues todos los sábados acudía al cuarto de Liliana, me ponía mis medias, liguero, brasier, minifalda, zapatillas de tacón, cosméticos y me sentaba en la "Silla de montar? para disfrutar algunas sesiones.


    Un día, las chicas me dijeron que debía probar practicando con chicos y que estos hasta pagarían por hacerme sentir toda una chica con sus actos sexuales, por lo que acostumbrado a hacerlo con tanta frecuencia, no me fue difícil aceptar salir con ellas en busca de un chico. El siguiente sábado, me vistieron con mucho cuidado, brasier y pantaletas blancas, una minifalda muy corta con una blusa de tirantes y con unas pantimedias transparentes y unas zapatillas blancas con 3 pulgadas de tacón, uñas de acrílico, peluca rubia larga, aretes largos muy vistosos y un delicado perfume.

    Acudimos a un hotel de mi ciudad y en él había todo tipo de personas, la mayoría adultos, aparentemente me estaban esperando pues todos conocían a Liliana y a Paty y me hablaban por mi nombre femenino "hola Adriana", "que linda eres Adriana", etc. Las chicas me llevaron a una habitación y en ella me ataron a una cama y de inmediato pasaron sus "amigos" los cuales uno a uno fueron violándome. Algunos de los amigos de Liliana y Paty me desataban para que me vistiera y poderme poner en posiciones distintas para penetrarme. Después entraron al cuarto de dos en dos y mientras uno me penetraba, el otro me obligaba a hacerle sexo oral, eso me recordaba las sesiones que las sirvientas me habían puesto a practicar con anterioridad. El más malo fue un tipo que me golpeaba y que tenía un miembro enorme, el cual me dolió muchísimo cuando me penetró.


    Finalmente, un cliente les pagó una cantidad importante de dinero por mí, me secuestró y me llevo a su casa, nunca más regrese a mi casa ni supe nada de mi madre ni de las Sirvientas. Hoy, soy la "sirvienta" de este tipo, lavo y plancho todo el día y por la noche, debo "divertir" a sus amigos. Debo vestir un uniforme de "sirvienta " todo el día y hacer el aseo de la casa, debo estar a disposición de mi amo las 24 horas del día todos los días del año.
    Última edición por puppe; 24-may-2008 a las 20:16 Razón: Publicación
    cvallarta likes this.

  2. #2
    Avatar de ra_ji_ta
    ra_ji_ta está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    septiembre-2006
    Ubicación
    mexico
    Mensajes
    2,453
    Poder de Credibilidad
    10

    Re: Las sirvientas

    ay pobre de ti. Y que enfermas he
    **************
    RA_JI_TA

    El camino no se acaba, continuare sin descanso

  3. #3
    FREDERICK_BARRAZA está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    abril-2008
    Mensajes
    7
    Poder de Credibilidad
    0

    Question Las sirvientas

    Muy interesante anecdota, de como fuistes obligado por ambas mujeres a ser un TRAVESTIDO!!
    Sin embargo pienso que no estaba en tu naturaleza ser homosexual, es muy diferente. Muchos actroes de cine se disfrazan de mujer, sin que esto implique ser gay.

  4. #4
    Avatar de arguetman
    arguetman está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2008
    Ubicación
    Santa Ana
    Mensajes
    62
    Blog Entries
    3
    Poder de Credibilidad
    7

    Exclamation Re: Las sirvientas

    POr dios este es el relato mas horrible que he leido en toda mi vida por dios como pudiste aguantar eso...era preferible dejar de estudiar a esto no crees ...por favor responde y deci que es falso ........ por fa vor hacelo.....
    aRgUeTmAn

  5. #5
    FREDERICK_BARRAZA está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    abril-2008
    Mensajes
    7
    Poder de Credibilidad
    0

    Question Las sirvientas

    Realmente es una historia muy rara y casi se puede decir patetica!!!.......espero que sea solo un RELATO FICTICIO y no una historia autentica. Pienso que era preferible que enfrentaras a tu madre, y le dijeras la verdad, ella no te castigaba, por ser mala, por el contrario, ella te amaba y solo te exigia dsiciplina...
    Es muy triste que cayeras en manos de esas dos perras cachifas, que solo se aprovecharon de la situacion, y te utilizaron, pero debistes reaccionar a tiempo y huir de ellas...Debiste hacerlo...

  6. #6
    Avatar de Alfonse17
    Alfonse17 está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2007
    Ubicación
    Soyapango
    Mensajes
    54
    Poder de Credibilidad
    8

    Exclamation Re: Las sirvientas

    Pobre chico, lastima por el final de la historia. Aunque la verdad yo esperaba que el final arreglara la historia, por que no mucho lo demas... Je ej je
    Si lloras por haber perdido el sol, las lagrimas no te dejaran ver las estrellas.Las estrellas del oscuro cielo siempre son bellas!!!

  7. #7
    Danielosky está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2005
    Mensajes
    232
    Poder de Credibilidad
    10

    Thumbs down Re: Las sirvientas

    Poco creible y pero bueno que mas da

  8. #8
    alexis está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    marzo-2006
    Mensajes
    36
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Las sirvientas

    Ufffffffffffffffffffffffffff pobrecito espero que no hayas quedado tan dedsgastado pobrecito de ti cuiadte estubo bueno el relato

  9. #9
    Remington07 está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    agosto-2007
    Ubicación
    Los Angeles
    Mensajes
    249
    Poder de Credibilidad
    7

    Re: Las sirvientas

    Esta chistoso el relato ..... no me cabe en la mente que alguien se someta a tal aberrecion ..... como anecdota esta bien.

  10. #10
    Avatar de bimbozho
    bimbozho está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    julio-2007
    Ubicación
    tijuana
    Mensajes
    11
    Poder de Credibilidad
    0

    Thumbs down Re: Las sirvientas

    pues la vdd el fiinal esta biien feoO y noO kreoO ke zoOlO hacii te hayan sekuestradoO esta raroO ezoO y las zirviientaz ke pedoO kOon ellaz zii regrezaroOn a tu kaza algOO les tuboO ke haver pazadoO y ke tu madre ze haya kedadOo de brazoOz kruzadoOz al saber ke nunka regrezazte a tu kaza y zupongoO ke tuu te habriiaz eskapadoO de este hoOmbre ke te zkueztroo mmmmmmmm pura ziienziia fiicczioOon

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Visitors found this page by searching for:

me vistieron de mujer como castigo

me vistieron de mujer

las sirvientas relatos

las sirvientas me vistieron de mujer

obligado a ser mujer para siempre relatos

me obligaron a vestirme de mujer

relatos lesvicos mama y la empleada teniendo sexo

las sirvientas relatos y mas

relatos travesti sirvienta

obligado a ser mujer relatos

ME OBLIGAN A VESTIRME DE MUJER

obligado a vestirme de mujer

http:www.relatosymas.comf36-travestist20286-las-sirvientas

niño obligado a vestirse de niña

las sirvientas relato

relato erotico transexual las sirvientas relatos y mas

me vistieron de niña

me obligaron a ser mujer

Relatos porno de sirvientas en mexico

relatos eroticos sirvienta

RELATOS SIRVIENTAS

relatos eroticos trans

sirvienta travesti

relatos con la criadas teniendo sexo

relato travésty vestida de empleada

SEO Blog

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •