Mostrando resultados del 1 al 10 de 10
  1. #1
    filoso60 está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    marzo-2007
    Mensajes
    6
    Poder de Credibilidad
    0

    Mi hermana y yo (4)

    Las horas pasaron lentamente mientras yo esperaba impaciente la llegada de la noche. El recuerdo del inesperado juego de unas horas antes, me daba vueltas dentro de la cabeza, una y otra vez. Trataba de poner en orden mis ideas para saber exactamente qué haría cuando ella llegara de nuevo, aun cuando sabia perfectamente que todos nuestros juegos eran siempre improvisados, sin pensarlo. Aun así, me calentaba el ejercicio de pensar en todas las posibilidades que podían existir en una u otra situación. No cabe duda que la imaginación es el mejor afrodisíaco que puede existir, pues en el momento en que escuché abrir la puerta, mi verga estaba a punto de explotar.

    Ella entró con una sonrisa esplendorosa y aventando sus bolsas al suelo, se sentó justo enfrente de mí, tomando una de las sillas del comedor. Al principio traté de ocultar mi erección, pero estaba tan caliente, que mi instinto fue más grande que mi pudor, y decidí dejar que ella admirara mi verga a través de la tela de mis shorts. Cruzo sus hermosas piernas, no sin antes dejarme ver como por descuido sus panties blancas.

    -Me compré ropa. Unas faldas, unos tops y ropa interior. Hoy en la noche quiero estrenar, pero necesito que me ayudes a escoger qué me pongo.

    -Ok. Enséñame lo que te compraste ??respondí.

    Se levantó de inmediato y se dirigió hacia donde había dejado las bolsas. Se inclinó sobre una de sus rodillas dejándome ver sus blancas panties apenas cubriendo su vulva. Se quedó un rato en la misma posición dejando que admirara el espectáculo sin ninguna reserva, haciendo como que buscaba algo y no lo encontraba.

    -¿Que tanto buscas? ??pregunté.

    -Pues lo que te voy a enseñar, tonto.

    -Enséñame todo para que pueda decidir.

    -Ay si. Hasta la ropa interior. ¿No? ??dijo.

    -¿Por qué no? ¿Qué tiene de malo? Aparte, tiene que combinar con lo demás ??dije tranquilamente.

    -Ok. Ok. Ya voy.

    Diciendo esto se puso de pie y su falda quedó un poco más arriba de sus muslos dejándome ver su coño a través de sus panties. Ella no hizo nada por arreglársela y caminó hacia mí con las bolsas en la mano. Yo no podía quitar mis ojos de su hermoso coño traslucido por la tela de sus panties, y ella, al mismo tiempo, posaba sus miradas hacia mi verga que quería salir desesperadamente de mis shorts. Se sentó en el suelo enfrente de mí, cruzando las piernas en posición de flor de loto y dejándome ver por el borde de sus panties el principio de su fino vello púbico. Ella no podía tampoco apartar su mirada de mi notoria erección y ahora menos, pues al quedar frente a mí en el suelo, mi verga le quedaba a unos centímetros de sus ojos. No pude resistir y como si fuera algo casual y sin importancia, me acomodé la verga para que la punta saliera por el short en dirección a sus ojos. Enseguida, ella tomó las bolsas nerviosamente y comenzó a sacar toda la ropa. Vi por principio la ropa interior blanca y transparente, imaginándome enseguida como se vería con ella. Siguió sacando algunas blusas y algunas faldas, pero lo cierto es que yo no podía apartar la mirada de sus vellos púbicos saliendo descaradamente de sus panties.

    -A ver. Te voy a enseñar las faldas primero ??dijo.

    -Ok.

    -Esta es de algodón, pero creo que es muy cortita.

    Y me enseño una faldita amarilla tan corta que podría ser un pañuelo. Y me la imaginé con ella puesta y subiendo las escaleras, dejándome ver su espectacular trasero comiéndose una tanguita blanca transparente. Y también me imagine viéndola a ella con esas minifaldas modelando para mi sólo, y en ese instante, se me ocurrió la idea de hacer que ella me modelara sus falditas. De inmediato, le dije como en broma:

    -No. Creo que no...

    -¿No te gusto? ??preguntó.

    -No. Creo que no puedo decidir así.

    -No te entiendo ??dijo.

    -Pues? es que no tengo tanta imaginación como para saber cómo te quedaría.

    -¿Y entonces? ??dijo intrigada.

    -Pues póntelas y me las modelas ??dije como si nada.

    -¿Tooodaaaas? ??preguntó admirada.

    -Pues si. Si no, ¿cómo te podría decir cuál te va mejor? Además solamente son cuatro faldas? y la ropa interior.

    -Y tres tops.

    Sus ojos no se apartaban de mi verga y ella sabía que yo no podía apartar mi vista de su coño y al decir esto, abrió más sus piernas dejando que su falda subiera lo suficiente como para dejar al descubierto sus panties, dejando que admirara sin recato el vello púbico que salía de sus extremos. Comenzó a guardar la ropa en las bolsas viendo, como si no quisiera, la punta de mi verga saliendo de mis shorts, sabiendo que yo admiraba su lindo coño. Al terminar de meter la ropa en las bolsas, se incorporó y se agachó hacia mí colocando sus manos en mis muslos, entonces me miro a los ojos y dijo: ??Bueno. Entonces, ¿qué me pruebo primero?? Sentí sus manos en mis muslos y me quedé callado por unos instantes viendo el hermoso par de tetas que quedaban ahora a unos centímetros de mis ojos. Sin poder apartar mi vista de sus pezones que se marcaban a través de la fina tela de su blusa, apenas podía articular palabras: ??Pues? no sé. Tú decide??

    Sus pezones estaban completamente erectos por el caliente jueguito que nos traíamos y parecía querer mostrármelos en todo su esplendor. Sentí que sus manos se deslizaban un poco más arriba de mis muslos y sentí cómo su mano derecha tocaba, como si fuera por accidente, la punta de mi verga que para ese momento, ya chorreaba líquido seminal. El contacto duró sólo apenas unos cuantos segundos, pero para mí fue la gloria. En ese instante se incorporó, abrió sus piernas y colocando sus rodillas a un lado de mis muslos se sentó encima de mí con un movimiento lento. Instintivamente la tomé por las caderas sintiendo la piel de su cintura en la punta de mis dedos. Ella se acomodó encima de mí diciendo al mismo tiempo:

    -Pues no me voy a mover de aquí hasta que me digas qué me pruebo primero.

    -Ok. Entonces déjame pensar ??le dije bromeando y cerré mis ojos como queriendo pensar.


    Al mismo tiempo coloqué mis manos en su cintura, como casualmente, de manera que pudiera subir su falda discretamente y comencé a hacerlo lentamente, como si no me diera cuenta de lo que hacía. Sentí cómo ella permitía deslizarse la tela por sus muslos, permitiéndose sentir los míos y al mismo tiempo yo movía mis caderas para permitir que mi verga saliera un poco más por mis shorts. Sabía que ella podía sentir mi verga en su muslo, pues había comenzado un suave vaivén en sus caderas, tallándola contra ella como para sentirla suavemente. Sentí claramente como mi líquido seminal nos empapaba los muslos lentamente.

    Su falda había ya subido por completo hasta su cintura y en ese momento abrí mis ojos. Mi hermana estaba encima de mí con su minifalda subida hasta la cintura dejando ver un minúsculo calzoncito blanco, que por la posición en que se encontraba, no ocultaba ya mucho de su coño. Por la parte superior se podía ver una porción del triangulo de su vello púbico y por el extremo inferior derecho, estaba a punto de salir parte de sus labios vaginales. Sus pezones estaban completamente erectos y sus pechos parecían querer romper la pequeña blusa que traía puesta. Quité lentamente mis manos de la base de la falda y las coloqué discretamente en el borde de sus panties, tomándola de la cintura, sintiendo su piel suave y caliente.

    -Te tardas mucho. Si te tardas más, no nos va a dar tiempo de bañarnos y arreglarnos -dijo ella.

    -Ok. Ok. Pásame las faldas y yo te digo cual primero ??dije.

    -No, mejor yo decido. Pero antes, voy a bañarme para que me de tiempo de arreglarme.

    -Perfecto, así aprovecho y me baño yo también.

    Ella se incorporó rápidamente y comenzó a recoger la ropa que estaba sobre el sillón, sin tratar de acomodarse la falda. Yo tampoco intenté acomodar mi verga que salía erguida por un lado de mi short, y permanecí echado en el sillón, viéndole el culo a mi hermana y permitiendo que ella viera mi erección. Mi hermana se tardó más tiempo del debido recogiendo su ropa y sin quitarme la vista de encima, mientras yo aprovechaba para recrearme la vista con sus hermosas nalgas. Terminó de recoger su ropa y se dirigió a las escaleras diciéndome: ??En cuanto acabes de arreglarte te espero en mi recamara? ??Ok. Enseguida subo?, respondí.

    Ella subió las escaleras muy lento, moviendo sus caderas cadenciosamente, con la falda subida hasta la cintura y dejándome admirar cómo sus nalgas iban tragándose el minúsculo calzoncito blanco a cada escalón que subía. Cuando subió las escaleras por completo, me incorporé rápidamente y me apresuré a subir con la insistente imagen del escandaloso trasero de mi hermana subiendo por las escaleras. Creo que fue el baño más rápido que me he dado en la vida, pues en menos de 5 minutos ya estaba listo. Me vestí lo más rápido que pude, pero al salir lo pensé mejor y volví a desvestirme, tomé una toalla midiendo su tamaño cuidadosamente para poder ponérmela cubriendo sólo lo necesario. Me la puse a la cintura, asegurándome de que fuera lo suficientemente corta como para que mi hermana viera mi verga al sentarme, y salí hacia su cuarto. Toqué antes de entrar y abrí la puerta esperanzado ver a mi hermana desnuda, pero ella todavía estaba bañándose. ??Ya estoy aquí. Apúrate?, le grité. ??Ya salgo?, me contestó,

    Al momento escuché cómo dejaba de caer el agua por la regadera. Unos instantes después, salía mi hermana del baño cubierta tan sólo por una minúscula toalla blanca que apenas cubría sus partes intimas y secándose el cabello con otra más grande. Se volteó hacia el espejo dándome la espalda sin dejar de secarse el cabello y inclinándose un poco hacia adelante dejándome ver el inicio de sus nalgas. Yo me senté en la cama abriendo un poco las piernas, sabiendo que ella usaba el mismo truco de secarse el pelo, para ver por entre la toalla mis reacciones como yo lo había hecho en el incidente de mi recamara. Me acomodé, asegurándome de que pudiera ver perfectamente mi verga por debajo de la toalla y así estuvimos por unos momentos hasta que dijo: ??Bueno, me voy a poner una faldita para que me digas cómo se me ve. Pero antes déjame secarme el pelo?

    Y diciendo esto se sentó en el taburete al frente mío, cruzando las piernas no sin antes dejarme ver fugazmente su delicioso coñito por entre los bordes de la toalla. Sonriéndome, tomó la secadora y comenzó a secarse sin apartar su mirada de mi verga, que por como estaba sentado, podía contemplar sin mucha dificultad. Yo tomé el control de la televisión y prendiéndola, me acosté en la cama alzando ligeramente mi pierna derecha para dejar semidescubierta mi verga, y que ella pudiera seguir viéndola, sin dejar de verla yo a ella. Mi hermana se acomodo en el taburete, ahora sin cruzar las piernas y abriéndolas un poco dejó al descubierto parte de su coñito. Desde donde yo estaba, podía ver claramente los pelos saliendo de la parte inferior de la toalla paro no alcanzaba a ver todavía sus labios vaginales. La sola idea de estar frente a mi hermana, semidesnudos los dos, contemplando nuestras más íntimas partes, haciendo como si todo esto fuera normal, me calentaba sin medida... Ninguno de los dos hacía ninguna referencia a la vista que ambos teníamos, y eso hacia el momento más excitante. Yo sabía que ella podía verme la verga por debajo de la toalla y yo estaba a punto de ver su coño por completo de un momento a otro.

    Ella se paró abriendo un poco las piernas, como casualmente, dejándome ver por primera vez su coñito en todo su esplendor. La toalla se quedó por un instante subida, dejando al aire ese magnifico coño que tanto ansiaba ver. Ella se acomodó la toalla nerviosamente, y tomando una de las bolsas de la cama, se dirigió hacia el baño. Titubeo unos momentos y regresó dejando de nuevo la bolsa en la cama. Por lo visto mi hermana quería también mostrarme un poco más de lo que ya me había enseñado. Sacó una falda de mezclilla mostrándomela y preguntándome si la veía muy pequeña. Yo le contesté que necesitaba verla puesta. Ella tomó la falda y se inclinó para ponérsela por debajo de la toalla y al flexionar cada una de sus piernas, dejo que viera de nuevo su hermoso coñito desde otro ángulo. Ya con la falda puesta, tomó un pequeño brassier completamente transparente de otra de las bolsas y se puso de espaldas a mí. Soltó la toalla dejándola caer al suelo y comenzó a ponerse el brassier.

    En ese instante, bajé mi pierna y acomodé mi verga para que saliera por entre los bordes de la toalla, dejando al descubierto mis huevos también y me acomodé, acostado sin almohada en la cabeza, justo en el momento que ella volteaba con una sonrisa. Por unos instantes nos quedamos en silencio, ella viendo mi verga con una impresionante erección saliendo de mi toalla, y yo, viendo sus pezones completamente erectos transparentándose descaradamente por su brassier y su cortisima minifalda debajo de la cual no traía puesto absolutamente nada. Ninguno de los dos dijo nada. Sólo nos mirábamos. No podía existir otro momento igual. Morbo multiplicado por mil.

    -¿Crees que es muy corta? ??dijo.

    -No, para nada. Te queda muy bien.

    -¿De veras lo crees?

    -A ver? camina un poco para que vea bien.

    Ella caminó de un lado a otro de la recamara bromeando como si modelara en una pasarela. Ponía sus manos en la cintura haciendo que su falda subiera y bajara al compás de sus contoneos, dejando ver la mitad de sus nalgas y parte de su divino coño. Yo no podía quitarle los ojos de encima, me senté en la cama para poder ver mejor y la toalla cedió por uno de sus lados, cayendo la mitad en la cama y dejando al descubierto por completo mi verga a punto de explotar y mis huevos contraídos por la excitación. No hice nada por cubrirme y dejé que ella se extasiara por un momento con el espectáculo. No dijo nada, siguió con su modelaje por unos segundos y se dirigió hacia las bolsas como si nada. Su sonrisa me decía que estaba a gusto y el hecho de que no quitara su vista de mi verga hacía más candente el momento. Revolvió un poco las prendas de la bolsa, como buscando, y sin apartar la vista de mi verga, tomó la faldita amarilla. Caminó hacia el taburete enfrente de mí y se sentó en él abriendo las piernas apenas lo suficiente como para que yo pudiera ver un poco de su coño. Extendió enfrente de ella la faldita amarilla diciendo: ??Creo que esta es todavía más corta. No quiero andar enseñando más de lo que debo. A ver... dime si se me ve algo con esta que traigo puesta, antes de probarme la amarilla?, dijo tirando al suelo la mini amarilla.

    Al hacer esto, abrió un poco más las piernas dejándome ver sólo un poco más. Su sonrisa era cautivadora y aunque me hablaba dirigiendo su rostro hacia mí, su vista estaba clavada en mi verga, de la misma manera que yo clavaba insistentemente la mía tratando de ver su coñito por completo. Me incliné hacia un lado agachando la cabeza, tratando de mejorar mi ángulo de visión al mismo tiempo que bromeaba con ella. Al hacer esto, la otra parte de la toalla cayó a la cama y yo quedé completamente desnudo recostado de lado frente a ella. No hice nada por cubrirme y seguí inclinándome tratando de poner mis ojos a la altura del taburete. En ese instante ella abrió aún más sus piernas dejándome ver sus labios vaginales tan mojados, como la punta de mi verga. Hizo sus caderas hacia adelante, abriendo un poco más sus piernas y su coño se abrió deliciosamente, dejándome ver un hermoso color rosa en medio de sus vellos pubicos. Era la primera vez que veía el coño de mi hermana en todo su esplendor. Instintivamente me agarré la verga con la mano derecha y la apreté fuertemente, para después soltarla. Ella puso sus manos sobre sus muslos robándolos lentamente sin dejar de ver como mi verga parecía explotar. Al volver a mi posición original, mi verga iba de un lado para otro sin control, lo cual me calentaba más y más. Ella miraba el enorme tolete sin dejar de sobarse los muslos y yo no podía apartar la vista de su hermoso coño, abierto sólo para mí.

    -¿Se me ve mucho? ??preguntó.

    -Pues solo si lo intento desesperadamente -dije bromeando.

    -¿Y qué es lo que ves... hermanito?

    -Pues? No lo suficiente.

    En ese instante se paró del taburete y recogiendo la faldita amarilla, la extendió enfrente de ella, diciéndome: ??Pues entonces creo que con esta voy a enseñar hasta lo que no quiero. A ver, dime tu?

    Puso la faldita amarilla sobre la cama y comenzó a bajar el cierre lateral de la falda de mezclilla lentamente. Al ver esto me quedé sin habla. Mi hermana estaba a punto de quitarse su minifalda y no traía nada debajo de ella. Una vez abajo el cierre, comenzó a bajar lentamente la mini hasta dejarla caer al suelo, dejándome ver la imagen con la que soñaba insistentemente, mi hermana frente a mí, desnuda, permitiéndome ver ese triangulo púbico celestial que enmarcaba unos carnosos labios vaginales mojados de excitación y con sólo un pequeñísimo brassier, tan transparente que no ocultaba sus enormes y erectos pezones, y tan pequeño que sus tetas rebozaban deliciosamente por sus extremos.

    Ella hizo todo esto sin dejar de mirar mi erección que amenazaba con explotar en cualquier instante. Al caer la falda hubo unos segundos de silencio. Ella tomó la faldita amarilla y se la puso en un santiamén. Volvió a sentarse en el taburete y abriendo descaradamente las piernas, preguntó con una sonrisa y sin quitar la vista de mi verga... ??¿Y con esta, se me ve algo??

    En el preciso instante en que ella hacía la pregunta, yo llevaba mi mano derecha hacia mi verga tomándola por la base y descaradamente comencé a frotarla lentamente y de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Un hilo de líquido seminal cayó en uno de mis muslos mojando un poco mi mano. Mis ojos seguían fijos en su entrepierna y apenas y pude contestar con un murmullo. ??Pues así como estas sentada... no mucho?

    Ella abrió sus piernas y subió su falda hasta su cintura, dejándome ver por fin su hermoso coño en todo su esplendor. Del centro de su rosada y mojada raja, alcanzaba a ver un hilo de líquido blanco salir como con cuentagotas. Mis movimientos ya no podían ser tan delicados como antes y mi mano subía y bajaba por mi enorme verga, una y otra vez. Mis gemidos comenzaban a hacerse cada vez más audibles al mismo tiempo que mi hermana comenzaba a tocarse con dos dedos su mojado coño. Ella abrió sus labios vaginales y comenzó a meter suavemente uno de sus dedos entre ellos, untando sus líquidos por todo su coño, parando de vez en cuando en su clítoris para masajearlo un poco más de prisa y repitiendo estos movimientos una y otra vez con una lentitud exasperante. Ahora era ella quien gemía delicadamente sin quitar su mirada de mi verga a punto de estallar.

    -¿Sabes... hermanito? ??pregunto ella con un gemido.

    -Uuhhmmm?

    -Nunca me imaginé que tuvieras una verga tan grande.

    -Uuhhmmm.

    El sólo hecho de escuchar la palabra VERGA en la boca de mi hermana me puso a mil. Y el hecho de que se refiriera precisamente a la VERGA de su hermano (que soy yo), hizo que mi masaje comenzara a subir de velocidad insistentemente. Era increíble poder creer que estaba yo en el cuarto de mi hermana masturbándome descaradamente enfrente de ella, mientras ella hablaba de lo grande que era mi verga, y al mismo tiempo se masturbaba frenéticamente, abierta de piernas delante de mí. ??En la tarde alcancé a vértela de reojo?, dijo. Al decir esto acercó el taburete a la cama, precisamente del lado donde yo me encontraba. Volvió a sentarse en él y abrió sus piernas, colocando sus pies en el borde de la cama, dejándome ver de cerca la espectacular paja que se hacia.

    -Pero así de cerca se ve más grande. Y más... rica. -dijo casi en un susurro.

    -Yo también te vi en la tarde... Estas como quieres... Buenísima.

    Nuestras palabras eran ya jadeos con estertores, pues los dos nos masturbábamos frenéticamente, simplemente viéndonos... admirándonos... disfrutándonos.

    -Quiero ver cómo te vienes hermanito... Quiero ver cómo sale tu leche de esa enorme verga.

    -Siiii? Siempre he soñado con venirme enfrente de tiiii... Que veas cómo me masturbo, que veas cómo me toco y me caliento. Me excita que seas mi hermana y que estés buenísima. Me encantan tus tetas, tus nalgas y... y... me calienta ver cómo te tocas. Mi hermana aceleró desaforadamente su masaje, pasando una de sus manos por su clítoris y metiendo dos de sus dedos dentro de su vagina, una y otra vez, ante mi mirada incrédula.

    -Yo también soñaba con que vieras mis tetas, que vieras mis nalgas y mi coño? que me vieras completamente desnuda y masturbándome... me..., me..., me... calienta que... me veas así. Me estoy viniendooooo?

    -Yo también... yo... también... her? mannnnnn? iiii?ta?

    Y en ese instante, mi verga explotó como un volcán en erupción salpicando chorros de semen por todos lados, mis caderas subían y bajaban con los estertores de mi venida y el hecho de ver a mi hermanita abierta de piernas, metiéndose los dedos y viniéndose al lado mío, aumentó el placer que me producía el estarme corriendo enfrente de ella.

    Nos quedamos en silencio por unos instantes, tratando de recuperar la calma pero sin dejar de recorrer con la mirada cada centímetro de nuestros desnudos cuerpos, como queriendo retener ese instante en nuestras mentes, para el resto de nuestros días.

    Última edición por puppe; 10-jun-2007 a las 01:27 Razón: Publicación

  2. #2
    Avatar de little_cat
    little_cat está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2005
    Mensajes
    1,640
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Mi hermana y yo (4)

    ahhh k injusto ahhhh ya termina el relato de una vezzzzz ahhhhhhh
    BDSM MEXICO

  3. #3
    Avatar de GUERO
    GUERO está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    marzo-2007
    Mensajes
    353
    Poder de Credibilidad
    8

    Re: Mi hermana y yo (4)

    No me agrado el final

  4. #4
    Avatar de dav_hs
    dav_hs está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    agosto-2006
    Ubicación
    Puebla
    Mensajes
    269
    Poder de Credibilidad
    9

    Thumbs up Re: Mi hermana y yo (4)

    Esta muy cachondo tu relato desde las otras partes, de como se van dando las situaciones provocativas de los dos. De como ven preparando el ambiente y como los dos disimuladamente van dando estimulos el uno al otro y como se excitan, lo morboso del asunto y como poco a poco con mas descaro se van desiniviendo y llegando cada vez mas lejos hasta el punto de confesarse los dos sus motivos que de antemano ya se lo imaginaban uno del otro.
    Estan muy buenos tus relato sobretodo de como los van narrando y los detalles que son super importantes y nunca llegana ser tus relatos vulgares sino todo lo contrario, te hacen imaginar todo y quisieras seguir leyendo. Bueno espero la siguiente parte y ver que tan lejos pueden llegar y si se atrevieron a hacerlo.

  5. #5
    elyayito está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    junio-2007
    Mensajes
    14
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Mi hermana y yo (4)

    de lujo cada uno mejor ke el ke lo precede y con mucho lujo de detalles espero y exista una quinta parte

  6. #6
    Avatar de fermir25
    fermir25 está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2005
    Ubicación
    Colima
    Mensajes
    44
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Mi hermana y yo (4)

    tiene que ser el mejor relato que he leido, definitivamente, tal vez el final no fue el que yo esperaba, pero todo tu relato, desde las demás partes, los juegos, las situaciones qeu creas, todo, fantástico, me quito mi sombrero ante ti
    ^^

    La vida empieza y termina. Hay que disfrutar el viaje.

  7. #7
    Avatar de Rockyhot
    Rockyhot está desconectado Crítico de Relatos
    Fecha de Ingreso
    diciembre-2005
    Mensajes
    159
    Poder de Credibilidad
    9

    Smile Re: Mi hermana y yo (4)

    Muy bien. muy bien esperaremos el siguiente...

  8. #8
    Avatar de fermir25
    fermir25 está desconectado Comentarista de Relatos
    Fecha de Ingreso
    enero-2005
    Ubicación
    Colima
    Mensajes
    44
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Mi hermana y yo (4)

    habrá siguiente??? a mi me parece que aqui acaba la historia, lo cual me gustaría de hecho, continuarlo ya no tendría sentido pq desde los demás relatos viene preparando este momento, sería como comenzar de nuevo, o una mala continuacion.
    ^^

    La vida empieza y termina. Hay que disfrutar el viaje.

  9. #9
    tikitachi1965 está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    agosto-2005
    Ubicación
    los teques
    Mensajes
    12
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Mi hermana y yo (4)

    hola el relato esta caliente espero el desarrollo de estos hermano y que puedan fundirse rico. estoy a millon

  10. #10
    Roberto_e está desconectado Lector de Relatos
    Fecha de Ingreso
    mayo-2008
    Mensajes
    3
    Poder de Credibilidad
    0

    Re: Mi hermana y yo (4)

    realmente estupendo, lo supiste llevar muy bien, en ningun momento deje de leer un renglon de tu relato, Gracias

Visitors found this page by searching for:

mi hermana me desfila sus tangas-relatos

relatos d mi hermano me be los calzones siempre k traigo falda

relatos xxx mi hermanita me muestra que le estan saliendo pelitos en su vagina

relatos mi hermana me calienta con su trasero

relatos mi hermana me enseño sus vellos

mi hermana me enseña sus pelitos

mi hija me muestra el culo

porno relato lencería de mis hermanas

relato sexual mis hermanas usan minifaldas y me enseñan sus tangas

hermanas relatos xxc

mi hermana sin ropa

relatos mi hermana modelandome sus minifaldas

el lindi coño de mi hermana

Cuentos heroticos con falda corta y sin calzones asi me calienta mi hermana

mi hermana me enseña su pelo pubico

Relato mi hermana se agacho y me mostro el culito

mi hermana. me enseña su lencería

mi hija me mostró su minifalda

mi hermana me desfila en tanga-relatos

la vagina de mi hermanita no tiene pelos relato erotico

mi hermana me enseño su vello pubico

videos xxx me enseño su ropa mi hermana

relatos eroticos mi hermana me enseña su vagina para que me masturbe

mi hermanita chica me enseña su vagina relatos xxx

http:www.relatosymas.comf14-amor-filialt15077-mi-hermana-y-yo-4-a

SEO Blog

Marcadores

Normas de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •